Comisaría General de Policía Científica

Labor realizada por los equipos de la Comisaría General de Policía Científica en los atentados ocurridos el pasado "11-M" en Madrid

Publicamos el trabajo realizado por los expertos en Entomología Forense de la Sección de Antropología Forense de la Comisaría General de Policía Científica, que se presentará en el libro "proceedings of the meeting" con ocasión de la "Reunión Anual de la EAFE (Asociación Europea para Entomólogos Forenses)", consistente en un póster y en el abstract.

En base a los "Protocolos de Actuación en Grandes Catástrofes", que tiene establecido la Comisaría General, se desplazaron cuatro equipos multidisciplinares a los distintos lugares con el apoyo del LAE (Laboratorio de Actuaciones Especiales), a fin de que procediera tras el auxilio a posibles víctimas, a la realización de la correspondiente inspección ocular en el lugar de los hechos y el aseguramiento de las víctimas y su entorno para coadyuvar a una posterior identificación de las mismas, contando en todo momento con el apoyo de los funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Científica de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Con la autorización del Titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, todos los restos de los fallecidos se trasladaron al pabellón número 6 del Recinto Ferial Juan Carlos I (IFEMA) donde se llevarían a cabo las tareas definitivas de identificación.

A partir de ese momento, la Comisaría General de Policía Científica divide sus equipos de trabajo en dos, ocupándose de:

  1. EQUIPO: A partir de las inspecciones técnico-policiales realizadas en los trenes siniestrados, se continua con la investigación técnico-operativa, dando apoyo a las Unidades Operativas del Cuerpo Nacional de Policía, que se concretó en la realización de inspecciones técnico-policiales en vehículos, domicilios y efectos intervenidos a detenidos, que se fueron produciendo en los siguientes días, actuaciones que continúan en la actualidad.


  2. EQUIPO: El más numeroso, EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE VÍCTIMAS EN GRANDES CATÁSTROFES, que se trasladó a las instalaciones de IFEMA, acondicionadas para los trabajos de identificación de las víctimas de los atentados. Bajo la dirección permanente e inmediata del Titular de la Comisaría General de Policía Científica, este Equipo se encargó de las siguientes tareas:

    1. Elaboración de los cuestionarios "Ante-Morten". Trípticos que se ajustan a la normativa internacional diseñada por OIPC INTERPOL en los que se recoge toda aquella información que familiares, amigos o cualquier otro tipo de persona puede aportar en relación con las posibles víctimas.
    2. Elaboración de los cuestionarios "Post-Morten", ajustados igualmente a la normativa internacional por OIPC INTERPOL. Estos se elaboraron en la mesa de autopsias, en las que en unión de los forenses que ejecutaron las autopsias, trabajaron un fotógrafo, un lofoscopista y un especialista en Antropología Forense.
    3. Poner en relación los datos recogidos en los cuestionarios "Ante-Morten" y los que figuraban en los "Post-Morten".
    4. Obtención de muestras de ADN de los restos de los fallecidos cuya identificación por otros no era factible, así como a algunos familiares que en una primera instancia lo solicitaron en el propio Pabellón de IFEMA.

Los trabajos de identificación en el IFEMA, se prologaron hasta las 23 horas del día 12 de marzo de 2004, identificándose en ese primer momento, 155 personas, la mayoría de ellas mediante la comparación de la Necro-reseña con la impresión dactilar del índice derecho que figuraba en documentos de identificación (ficha auxiliar del D.N.I., del N.I.E., pasaportes extranjeros), completados con identificaciones por odontogramas, otro tipo de radiografías e Inspecciones realizadas por los forenses sobre operaciones "Ante-Morten", cicatrices o prótesis de cualquier tipo.

Las tareas se trasladaron al Cementerio de la Almudena, lugar al que fueron trasladados los cuerpos de las víctimas y en el que continuaron sus funciones los Equipos de Lofoscopia y Antropología, mientras en la propia Comisaría General de Policía Científica se mantenían, por un lado los Equipos de estudios Post y Ante-Morten y por otro los Equipos de extracción de ADN a familiares. Así mismo se estableció un Centro Coordinador que atendió tanto a las familias Interesadas como a las distintas Instituciones: Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y Subdirección General de Atención al Ciudadano y Víctimas de Terrorismo del Ministerio del Interior.

Durante los días siguientes y en turnos que cubrían las 24 horas del día se fueron realizando costosas identificaciones, fundamentalmente mediante técnicas de ADN, hasta llegar al total de 189 personas identificadas más un feto.

La utilización gradual de diferentes técnicas de identificación redujo el tiempo de incertidumbre que muchas familias tenían en las horas siguientes a los atentados, ya que desconocían lo sucedido a los suyos. Cada identificación significaba la confirmación de una noticia no deseada. La dactiloscopia, los estudios odontológicos, estudios de cicatrices, tatuajes y patologías ante-morten, permitieron en las primeras 24 horas de trabajo, que más de 150 familias finalizaran una búsqueda desesperada. Paralelamente se tomaban muestras biológicas a familiares y a fallecidos, para análisis de ADN, que 72 horas más tarde comenzaron a dar los resultados concluyentes para identificar a las restantes víctimas.

Después de tantas horas de duro e intenso trabajo, solo nos queda hacer llegar a los familiares de la víctimas nuestro respeto y profundo pesar, acompañándoles en su dolor; familiares y víctimas quedarán siempre en nuestra memoria.

Madrid, 25 de marzo de 2004.

Aviso Legal - Accesibilidad © Dirección General de la Policía